longaniza

Disfruta de unos deliciosos palitos de hojaldre y longaniza de cerdo o pollo

Hoy prepararemos una receta que vale tanto para fiestas como para un aperitivo antes de comer o una merienda llena de energía. Esta propuesta es sencillísima de preparar, y con muy poquitos ingredientes consigue un resultado jugoso y crujiente a la vez.

Pongámonos manos a la obra, ya verás lo poquito que tardamos:

  1. Vamos a empezar rallando el queso parmesano en un plato hondo.
  2. Cuando lo tengamos, añadimos en el mismo plato el orégano.
  3. Marcamos las longanizas en una sartén.
  4. Extendemos la lámina de masa de hojaldre y esparcimos la mezcla de queso y orégano por toda la superficie.
  5. Cortamos la lámina en tiras y colocamos la longaniza sobre cada una de ellas.
  6. Con cuidado de que no se rompa el hojaldre, lo enrollamos en la longaniza.
  7. Una vez tenemos todos los bastoncillos formados, los pintamos con clara de huevo batida para que al dorarse se quede crujientes.
  8. Metemos en el horno a 180 °C, hasta que veamos que el hojaldre está doradito.
  9. Sacamos, emplatamos y espolvoreamos un poco más de queso parmesano por encima.

Ya lo tienes, en treinta minutos has preparado un aperitivo, almuerzo, merienda o cena muy nutritivo que puedes complementar con una ensalada de tomate, si quieres ofrecerle contraste a la experiencia.

Para un evento familiar, es una elección rápida que te aseguramos que agradará a los más pequeños y, si no quieren comer más, no te preocupes; con los nutrientes de este plato estarán cubiertos para medio día. Y para el resto del menú, no dejes de visitar nuestro Recetario de La Abuela Marga, y el de Valle de las Monjas, donde encontrarás la inspiración para postres y platos más fresquitos.

¡Buen provecho!