Contramuslos de pollo con salsa de verduras.

 

El refrán español lo dice: «pollo nuevo y vino añejo, hacen mozo al hombre viejo». Y es que no hay duda de que el pollo contiene multitud de beneficios que nos hace crecer sanos y fuertes. Tanto es así, que se convierte en un alimento indispensable que merece estar presente en nuestra dieta.

El pollo es uno de los productos más socorridos en nuestra cocina. Podemos elaborar multitud de recetas con pollo: pollo a la sidra, pollo en pepitoria, pollo al ajillo, pollo al chilindrón, … Además, su carne es tan jugosa, suave y sana que podemos aprovechar casi todas sus partes: los muslos, los contramuslos, la pechuga, las alitas… ¡Está rico del pico hasta las patas!.

Hoy te enseñamos a preparar una típica receta, fácil, rápida y llena de sabor: contramuslos de pollo en salsa de verduras. Estamos seguros de que, una vez aprendas a hacerla, se convertirá en el producto estrella de tu cocina. Además, recuerda que el pollo es una carne que gusta a personas de todas las edades.

¡Vamos con la receta!

Elaboración de contramuslos de pollo en salsa de verduras

  1. En primer lugar, enharinamos los contramuslos de pollo deshuesados de La Abuela Marga.
  2. A continuación, en un sartén con aceite, marcaremos los contramuslos. Y los reservamos.
  3. Mientras comenzamos a preparar la salsa de verduras. Para ello, lavamos las verduras y las cortamos en pequeños trozos.
  4. En la misma sartén que hemos marcado los contramuslos, salteamos las verduras con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra. Una vez estén doraditas, añadimos un puñadito de almendras machacadas. A continuación, añadimos el vino blanco y el caldo de pollo y dejamos que cueza todo durante unos 15 minutos a fuego lento.
  5. Seguidamente, trituramos con la batidora todos los ingredientes cocidos.
  6. Por último, incorporamos en la sartén los contramuslos de pollo y dejamos cocer todo durante unos 5 minutos más y ¡listo para servir!

Así de fácil y de rápido tendríamos unos riquísimos contramuslos en salsa de verduras, que podemos acompañar con unas ricas patatas o una sana ensalada como guarnición. Pero, sobre todo, no olvides un trozo de pan para mojar en la rica y sabrosa salsa.

Ya sea a la plancha, a la parrilla, asado, frito, rebozado o en salsa, el pollo es un producto que se consume en todos los países. Porque, además de tener un coste muy asequible, la carne de pollo admite infinitas técnicas culinarias que, sin duda, intensifican su exquisito sabor.

Si necesitas inspiración, visita nuestro recetario y el de Valle de las Monjas, donde encontrarás otras elaboraciones como esta para incorporar en tu menú (con postre incluido).

¿Y a ti? ¿Cómo te gusta comer el pollo? Haz tu comentario y comparte tu receta en nuestras redes sociales.