Disfruta de un jugoso plato de muslitos de pollo en pepitoria que hará las delicias de toda la familia. ¡Y en menos de media hora!

Jugosos y deliciosos: muslitos de pollo en pepitoria

En la receta de hoy, presentamos unos magníficos muslitos de pollo en pepitoria. Un plato que se hace en media hora, y que tiene unos resultados que gustan a todo el mundo.

Es una receta en la que pueden participar los niños, ya que es muy divertida de hacer en familia, ¡pero ten cuidado con la harina!

Pongámonos manos a la obra. Cuanto antes empecemos, antes lo disfrutamos:

  1. Vamos a coger un cazo que llenaremos de agua con un a pizca de sal. Cocemos aquí el huevo durante 10 minutos a fuego alto. Cuando lo tengamos, reservamos.
  2. Mientras el huevo se enfría, pasamos por harina los jamoncitos de pollo.
  3. Cuando los tengamos todos enharinados, los doramos en una sartén con aceite de oliva y los reservamos.
  4. Picamos la cebolla, el ajo y el laurel, y los doramos en la misma sartén en la que doramos los muslitos previamente.
  5. Con las almendras vamos a hacer lo mismo, las picamos bien y las añadimos a la sartén para que se doren.
  6. Ahora añadimos el huevo desmigado y el azafrán,
  7. Añadimos el huevo desmigado y el azafran.
  8. Lo regamos bien con el vino blanco y el caldo de pollo.
  9. Cocemos hasta que veamos el chup-chup de la ebullición de la mezcla.
  10. Incorporamos los muslitos de pollo y dejamos que se impregnen bien de la salsa.
  11. Deja que se haya bien, hasta que la salsa se ligue y quede melosita.
  12. Si tienes poca paciencia, puedes optar por triturar directamente la salsa.

Y ya estaría, un plato de muslitos en pepitoria para chuparse los dedos.

Nuestra recomendación es que prepares una buena guarnición para acompañar y darle más color al menú. Si necesitas ideas, visita nuestro Recetario de La Abuela Marga, y el de Valle de las Monjas, donde encontrarás la inspiración para postres y platos igual de fresquitos.

¡Buen provecho!