Toma pan y moja: brochetas de contramuslos de pollo en salsa

El pollo es una de las carnes más versátiles de la cocina española, además de rica y sana. Sus propiedades y su bajo contenido en grasa hacen de ella una de las carnes más saludables, en especial si la consumimos sin piel. Se puede cocinar de muchas formas: al ajillo, al chilindrón, en pepitoria, asado, a la plancha, rebozado…

Sin embargo, es posible que en ocasiones te falten ideas y te sientas cansado/a de comer siempre lo mismo. La clave está en dar una vuelta de tuerca a la forma de elaborarlos y presentarlos. ¿Qué opinas si dejamos marinando la carne con una salsa teriyaki? ¿Y si, además servimos el pollo en brochetas?  Esta forma diferente de presentar un ingrediente tan popular como el pollo ensartado en un palito lo hace mucho más atractivo y divertido ¡Te va a encantar!

En suma, para esta receta hemos elegido los contramuslos de pollo. Se trata de la parte más jugosa que hace que cada bocado sea tierno, suave y con mucho sabor que funciona de maravilla como aperitivo o acompañamiento de unas verduras asadas o una reconfortante sopa —perfecta para el frío invierno que se avecina —.

Sin más rodeos, saca tu lado chef y sorprende a todos con este sencillo y sugerente plato.

BROCHETAS DE CONTRAMUSLOS DE POLLO PASO A PASO:

  • En primer lugar, cogemos 6 contramuslos de pollo abiertos, sin hueso y sin piel – La Abuela Marga te lo pone fácil y te ofrece una bandeja envasada de 1 kilo de contramuslos —.
  • Seguidamente, los troceamos en pequeñas partes, los colocamos en una fuente y cubrimos con salsa teriyaki. Y lo dejamos macerar durante un día en el frigorífico.
  • Pasado ese tiempo, sacamos la fuente de la nevera y comenzamos a preparar las brochetas. Para ello, ensartamos en brochetas los dados de pollo de manera transversal para facilitar su cocinado.
  • A continuación, echamos un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra en una sartén y ponemos a calentar. Cuando el aceite esté en su punto, marcamos las brochetas a fuego fuerte y las retiramos.
  • Por último, colocamos las brochetas en una fuente apta para horno y pintamos de nuevo con un poco de salsa teriyaki. Horneamos durante 5 minutos a unos 180ºC. ¡Y listo para hincarle el diente!
  • Increíble pero cierto: en tan solo seis sencillos pasos hemos logrado cocinar unas jugosas brochetas de pollo aliñadas con salsa teriyaki.

UNA PIZCA DE HISTORIA

Para elaborar esta receta hemos empleado una salsa llamada teriyaki, pero ¿sabes cuál es su origen? ¿Qué sabor tiene este condimento?

Realmente teriyaki es el nombre que recibe una técnica de cocción de la cocina japonesa en la cual los alimentos son marinados en una mezcla de salsas dulces y, posteriormente, son asados – al horno o a la parrilla –.  Se dice que la técnica culinaria surgió en torno al siglo XVII en Japón. Así pues, según su etimología, el término proviene de la combinación de dos palabras: “teri” que significa “brillo”; es decir, el color que le concede el líquido con el que se marina la carne; y ‘’yaki’’ que quiere decir ‘’asado’’.

Por otro lado, la salsa en sí tiene sus orígenes en Hawái, cuando los primeros inmigrantes japoneses inventaron un adobo nuevo mezclando productos locales, como el zumo de piña y la salsa de soja, lo cual evolucionó a la salsa teriyaki que conocemos hoy en día.

Ahora que ya sabes la historia de la salsa teriyaki, solo queda disfrutar de esta deliciosa receta que hemos preparado.

Si te quieres elaborar un menú completo y acompañar las brochetas de un plato principal, tienes más opciones de comidas en nuestro recetario. ¿Y si concluimos con un plato dulce? Te recomendamos visitar el recetario de Valle de las Monjas. ¡Seguro que encuentras tu postre favorito!