estofado de ternera

En esta época, ¿qué mejor que un buen estofado de ternera calentito que nos haga olvidar el frío de ahí fuera?

Si con el guiso de patatas a la riojana de hace dos semanas no entraste en calor (que sería porque no lo preparaste), con este estofado de ternera lo harás.

No es una receta de vanguardia, precisamente, su origen se remonta muchísimos años; pero si se ha mantenido hasta nuestros días, al igual que las patatas a la riojana, será por algo, ¿no?

Este plato te dará la energía que necesitas a mediodía para encarar el resto de la jornada sin problema. Así que ve preparando una barra de pan, porque la necesitarás.

Manos a la obra:

  1. Cogemos una olla y cubrimos el fondo con aceite de oliva y calentamos.
  2. En un bol, salpimentamos los tacos de ternera.
  3. Echamos la ternera en el aceite caliente, añadimos las cebollas (troceadas) y dejamos a fuego medio durante 20 minutos.
  4. Cuando la cebolla está bien pochada, añadimos el caldo de carne, el vino tinto, la hoja de laurel, el tomillo y la onza de chocolate. Entonces, cerramos la olla y, cuando empiece a salir vapor, contamos 15 minutos.
  5. Transcurridos los 15 minutos, apagamos el fuego. Sacamos los trozos de carne, trituramos la salsa y los volvemos a meter.
  6. Mezclamos bien y añadimos una patata cortada en trozos.
  7. Dejamos cocer a fuego medio hasta que la patata esté blandita.
  8. Retiramos del fuego.

Et voilà! Un estofado de ternera listo para ser servido.

Déjalo reposar unos minutos antes de atacar el plato. Aguanta o te quemarás la lengua.

Esta receta funciona perfectamente como plato único sin problema; pero si quieres añadir platos al menú, puedes echar un vistazo al Recetario de La Abuela Marga. Y, si lo que buscas es un postre a la altura del estofado, en el Recetario de Valle de las Monjas encontrarás nuestras propuestas.

¡Buen provecho!